Imaginemos que la moda pudiera ser una fuerza para el bien. Una fuerza que permita crear empleos dignos y mejores formas de sustento; una fuerza que erradique la explotación, repare el medio ambiente, apoye modelos de negocio regenerativos y fortalezca las comunidades.

Cuando en 2014 pusimos en marcha Fundación C&A a nivel global, fue porque estábamos convencidos de que la moda podía realmente conseguir todo eso, aunque no estábamos muy seguros cómo. Han pasado tres años y hoy nos preguntamos, ¿lo hemos logrado?

Sí y no. Pero estoy segura de que vamos por buen camino.

Sabemos bien que los desafíos de la industria de la moda son demasiado complejos como para que los pueda resolver una sola organización. Es por ello que hoy nos enfocamos en encontrar y apoyar iniciativas que generen cambios significativos, mucho más allá de nuestra influencia directa.

En la práctica, eso nos hace concentrar nuestros apoyos financieros en iniciativas que tengan un impacto mayor que la suma de sus partes. Y esto nos empuja a fortalecer redes e inspirar a otros a que hagan su parte para juntos, generar un cambio.

Por ejemplo, en los últimos años, hemos apoyado a 25,000 agricultores en la India para que realicen la transición del cultivo de algodón convencional al orgánico. Sin embargo, sabemos que el desarrollo de capacidades por sí solo no es suficiente para cambiar todo el sistema hacia las fibras sostenibles. Por ello formamos una alianza con el gobierno estatal de Madhya Pradesh, impulsamos investigaciones para el mejoramiento de semillas orgánicas y ampliamos el acceso a instalaciones de riego creando un fondo de préstamo revolvente. Estas iniciativas buscan superar las barreras que impiden el cambio y sumar esfuerzos que aseguren que el impacto siga creciendo más allá de nuestro apoyo.

En este informe compartimos algunas historias acerca de nuestro trabajo para crear un cambio sistémico, desde México hasta Bangladesh. Estas historias muestran cómo estamos apoyando nuevos modelos de colaboración, como por ejemplo la iniciativa Freedom Fund para combatir el trabajo forzado; cómo estamos impulsando a emprendedores innovadores, como el caso de Novabori, a través de nuestra alianza con Ashoka (Tejiendo el Cambio); cómo estamos abogando por un cambio de política pública y de comportamiento, impulsando por ejemplo la iniciativa Fashion Revolution para incrementar la transparencia y la rendición de cuentas; y cómo estamos fortaleciendo la resiliencia de comunidades enteras con Save the Children. En muchos de nuestros programas, trabajamos de cerca con nuestro aliado corporativo, C&A, para buscar mejores formas de impulsar el cambio.

Aunque hemos obtenido grandes logros, aún tenemos mucho por hacer para transformar nuestra industria. Hoy en día el mundo tiene una agenda de desarrollo común en la que trabajan otras organizaciones financiadoras, empresas, gobiernos y sociedad civil: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta agenda es para nosotros una oportunidad invaluable para asegurarnos de que nuestro trabajo complementa el de otros y que juntos, logremos un impacto acelerador.

En Fundación C&A, nos enfocamos en impulsar la equidad de género (5); contribuir a la generación de empleos dignos y al crecimiento económico (8); promover la producción y el consumo responsable (12); contribuir a la acción por el medio ambiente (13); promover la agricultura sostenible (2); y fortalecer alianzas para lograr los objetivos (17).

En lo sucesivo, continuaremos integrando a esta agenda global nuestro trabajo. Porque los retos que todos enfrentamos en la industria de la moda, e incluso más allá de ella, son tan vastos que sencillamente no podemos trabajar de forma aislada.

Juntos, somos mucho más que la suma de las partes. Juntos, podemos lograr que la moda se convierta en una fuerza para el bien.

Ben Langdon

Somos una fundación corporativa. Compartimos la misma herencia, los mismos valores y el mismo enfoque hacia la sustentabilidad que C&A. Y trabajamos muy de cerca para encontrar las mejores formas de impulsar el cambio. De ese modo nos alineamos con los objetivos de desarrollo sostenible.